[vc_dropcap type=”type2″ first_letter=”A” first_letter_color=”#000000″ first_letter_bg=”#3ea0c1″]

primera vista, Raíces parece como si se dirigiera exclusivamente a clientes, turistas, de la multitud de cruceros que visitan el Viejo San Juan: Las camareras llevan los pañuelos de Ye Olde Island en sus cabezas, las bebidas se sirven en vasos de estaño kitsch, y las cabinas parecen pequeñas casitas isla, diseñado en tablón de madera con techos de estaño (“zinc”).

[/vc_dropcap]

Pero Raíces sirve verdadera y deliciosa comida, auténticamente local. El mofongo, el amado plato nacional número uno, esencialmente una montaña de plátanos machacados, sasonados con ajo, con un centro burbujeante de chorizo, carne de res, camarones, o se sirve de pollo, rico y jugoso, en un tazón de madera tradicional en forma de pilón.

A los puertorriqueños les encanta las frituras y Raices te ofrece un plato de aperitivo que consiste de un surtido de buñuelos, bacalao, empanadas de carne de cangrejo y tostones de plátano que facilmente podría ser llamado “El fiestón del frito.”

[vc_message color=”alert-info”]

¿Eres valiente???

Prueba las ‘Chuletas Can Can‘!!!

[/vc_message]

La carne de cerdo frita, cocinada perfectamente con un exterior crujiente y jugoso por dentro que se come con cebollas refritas, con ajo, frijoles guisados espesitos y arroz. Una super dosis de colesterol para sus arterias.

¿Quieres algo (relativamente) más ligero? Pruebe el churrasco a la parrilla, bañado en salsa de chimichurri de rico perejil.

Vaya con hambre y luego ayude a la digestión explorando las calles históricas, soleadas, del Viejo San Juan.