[dropcap]E[/dropcap]l cantante brasileño Caetano Veloso sorprendió la noche del viernes con un concierto en Oakland (California, EEUU) cargado de rock, que recibió elogios por su carácter innovador y artístico pero en el que algunos extrañaron al Caetano “más íntimo”.

El artista de 72 años interpretó canciones de su último álbum “Abraçaço” (Gran abrazo) en el marco de una gira por Estados Unidos que comenzó en Miami, incluye paradas en Seattle, Davis, Oakland y Los Ángeles y acabará en Nueva York.

Su 49 álbum culmina una trilogía de discos en colaboración con el joven trío de rock independiente brasileño Banda Cê.

El disco fue producido por su hijo Moreno Veloso y el guitarrista Pedro Sá y en él abundan las guitarras eléctricas y los ritmos de samba tradicionales.

Caetano adelantó que en su actual gira por EE.UU. no se concentraría en sus grandes éxitos del pasado, algo que extrañaron algunos de sus fieles esta noche en Oakland.

“Tengo sentimientos encontrados sobre el concierto. Eché de menos al Caetano más íntimo”, dijo un fan del cantante, al que algunos consideran el Bob Dylan de Brasil por su prolífica y variada trayectoria, así como su espíritu subversivo.

[quote_center]Caetano Veloso sorprende en California con un concierto cargado de rock[/quote_center]

Figura destacada del movimiento musical Tropicalismo que sacudió Brasil en las décadas de los 60 y 70, Veloso recordó hoy aquellos años con el tema “Un comunista”, que rinde homenaje al mártir revolucionario brasileño Carlos Marighella.

Veloso encontró también espacio esta noche para la sensualidad, con su tema “De noite na cama” en el que se desabotonó la camisa en medio de los aplausos de sus seguidoras.

Nacido el 7 de agosto de 1942 en Santo Amaro de la Purificación, una pequeña ciudad en el estado de Bahía (nordeste de Brasil), Veloso es una de las voces más presentes en la música brasileña desde el fin del auge de la bossa nova.