[dropcap]C[/dropcap]on un repertorio de más de veinte canciones, la mayoría del autor cubano Silvio Rodríguez, canciones en las que se plasman los amores, las luchas, las alegrías y los sinsabores de la vida, sirvió para que la cantante Lucecita Benítez desbordara energía en “Antología”, concierto dedicado a la argentina Mercedes Sosa (1935-2009), en el quinto aniversario de su muerte

Haciendo uso de su potente voz, que desafía su edad y condición de salud, la emblemática intérprete puertorriqueña deleitó , a un ferviente público en el lugar donde ella y Sosa, la llamada “Voz de América”, cantaron en 1992.

Rodeada por los calurosos aplausos de una concurrencia puesta de pie tan pronto subió el telón, una serena Lucecita Benítez, conocida como “La voz nacional de Puerto Rico”, ataviada de un traje de gala, verde, elegante, arrancó el concierto “Antología” con el reconocido tema “Gracias a la vida”, de la chilena Violeta Parra. Seguida de “Si se calla el cantor”, del legendario compositor argentino Horacio Guarany, que dedicó “a dos mujeres que ya no están, Emma Caballero y Luz María Rosado, mi madre”.

Benítez continuó su noche con otras composiciones de Rodríguez, “Días y flores”, “Yo digo que las estrellas” y

En el claro de la luna”, seguido de “El breve espacio que no estás”, del también cubano Pablo Milanés. La intérprete caribeña continuó su espectáculo dedicado a Mercedes Sosa con “Hombre en el tiempo”, de los argentinos Armando Tejada Gómez y César Isella; “Triunfo agrario”, del uruguayo Alfredo Zitarrosa, y “Cuando tenga la tierra”, de los también argentinos Daniel Toro y Ariel Petrocelli.

“La Negra”, como también se le conoció a Sosa, fue recordada por Benítez con otras canciones como “Plegaria a un labrador”, del chileno Víctor Jara; “Ojalá”, de Silvio Rodríguez; “Castigo”, de Alberto Cortéz y el poeta Almafuerte; “Canción para todos”, de Tejada Gómez e Isella.

Lucecita siguió la velada musical cantando “Años”, de Pablo Milánes; “Unicornio azul”, de Silvio; “Todo cambia”, de Julio Numhaüser; “Sólo le pido a Dios”, del argentino León Gieco; “Creceremos”, del cubano Amaury Pérez, y “Hermano dame tu mano”, del mexicano Jorge Sosa y del argentino Damián Sánchez.

Lucesita_RCR9863
Shares
Lucecita grabó un álbum de tangos titulado “Canción de Buenos Aires”, en el que Lucecita, más que estrenarse en este ritmo, le imparte una extraordinaria dimensión que, lastimosamente, muy pocos tienen la oportunidad de escuchar en la isla porque, como se encargó de denunciar, “a mí la radio no me toca”.

Entre acusaciones como esa, el cerco que hace pensar que “somos el ombligo del mundo” y el reclamo de estudiar, de conocer, de leer –[quote_center]“tengo una amiga que me dice que soy un ratón de biblioteca”– con el propósito de evadir el engaño que cultivan los sectores dominantes de la sociedad, la denuncia de la represión y el exilio –que vivió en España y en Argentina–[/quote_center], la cantante regresó de un intermedio con “Plegaria a un labrador”, del chileno Víctor Jara, y “Ojalá”, de Silvio Rodríguez.

Castigo” le permitió retrotraerse a un encuentro que tuvo en el aeropuerto internacional de Isla Verde, en Carolina, con el argentino Alberto Cortez, donde le entregó un álbum con poemas musicalizados del español Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios), que “aquí no se puede comprar, porque es cultura y no entra la cultura, pero que gracias a la Internet se puede conseguir en España”.

[quote_box_center]Más que un concierto fue un apropiado homenaje a Mercedes Sosa, quien nació en 1935 en Tucumán y falleció el 4 de octubre de 2009 en Buenos Aires, se constituyó como uno de los mayores exponentes del folclore argentino, aunque también se adentró en géneros como el tango, el rock o el pop.[/quote_box_center]

Lucesita_RCR9692
Shares
Otros homenajes dedicados a Mercedes en estos días, celebrando su trayectoria musical fueron un recital en su ciudad natal, San Miguel de Tucumán y una vigilia musical en Buenos Aires entre otros.

El espectáculo concluyó con una magistral interpretación de “Génesis”, de Guillermo Venegas Lloveras.

En este viaje musical que nos llevó no a lugares geográficos, sino a revivir emociones como el amor, el desamor, la angustia, el temor, la injusticia, la esperanza, Lucecita fue acompañada de seis excelentes músicos bajo la dirección musical del pianista Juan Carlos Vega, el batería Héctor “Ito” Colón, el guitarrista Juan Carlos Rodríguez, el tecladista Fernando Muscolo, el bajista Ramón Luis Irizarry y el percusionista Raúl Rodríguez.

Galería de Fotos