[dropcap]L[/dropcap]a víspera del Día de los Padres fue mágica y especial con el homenaje que le realizara nuestro José Feliciano a los mismos. La Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes de San Juan presenció un concierto enmarcado por muchas sorpresas al estilo del guitarrista aunque muy parecido al que ofreció en septiembre del pasado año.

 

Cerca de las nueve de la noche y con la sala bastante llena, presentaron una sinopsis de su vida a través de un vídeo desde que el artista nació el 10 de septiembre de 1945 en Lares, Puerto Rico, y cómo la música se convirtió en su mejor aliada. Su vida por los Estados Unidos y su adolescencia cantando en inglés hasta ser descubierto por un ejecutivo de la compañía RCA.

Sus incursiones en los boleros, que para ese entonces cantaba su padre, y sus grabaciones desde el 1968, y los premios Grammy a la edad de 22 años. A través de los vídeos y fotos que presentaron se notaba a un José Feliciano escribiendo su historia musical llegando a convertirse en un ídolo mundial desde temprana edad.

 

Enumeraron los premios y las nominaciones a los Grammy, la Estrella en el Paseo de Hollywood, su posición en el Salón de la Fama, el Premio Hellen Keller, El Festival Viña del Mar en Argentina, y cómo su tema “Feliz Navidad” se convirtió en la canción más importante de ASCAP. [quote_center]Por esto y por mucho más está considerado el artista original ‘crossover’ uniendo las culturas del mundo entero.[/quote_center]

Fotos con personalidades como Bing Crosby, Sammy David Jr., Johnny Cash, Frank Sinatra, Paul Simon, Kelly Preston, Sheila E., y Johnny Deep entre muchos otros, reflejaban la gran trayectoria de este cantautor rompiendo barreras a nivel mundial. De igual manera las fotos con Ricky Martin, Gloria y Emilio Estefan, Juan Pablo II, Carlos Santana, Arturo Sandoval, Antonio Banderas y sus hijos y esposa enmarcaron lo que sería el comienzo de una velada de muchos colores.

 

Acompañado por una banda de 5 excelentes músicos, en donde se destacaba el puertorriqueño Raúl Rodríguez en las congas, el cantante guitarra en mano abrió su espectáculo con su famoso tema “Chico and the man” el cual fue la canción del programa televisivo homónimo del 1974 al 1978. Ataviado de color negro en cuero y camisa roja, cantó el tema en un spanglish como sólo él sabe hacerlo.

Seguidamente interpretó “Paso la vida pensando” luciendóse en la guitarra en la mínima oportunidad que tenía. Para “Billie Jean”, que lo inmortalizara Michael Jackson en los 80, parecía un número instrumental, pero finalizando el mismo comenzó a cantar en inglés hasta que se dirigió a los presentes por primera vez.

 

[quote_box_center]“Buenas noches, cómo está mi gente, quiero decirles que llevo un orgullo inmenso de poder presentarme aquí en mi patria, y no sólo eso, para el día de los padres. Yo estoy súper alegre, un saludo a todos los padres. Yo los respeto porque el ser padre no es tan fácil como mucha gente cree”.[/quote_box_center]

 

“Especialmente si son padres artísticos. Ahora mismo mientras yo hago este concierto para ustedes mi hijo menor de 19 años está haciendo un concierto con su banda. Yo creo que él tuvo su concierto para no tener que ver el mío (se echó a reír) soy un sinvergüenza verdad, pero eso me llena de orgullo porque yo nunca pensé que los hijos míos  fueran músicos. El otro toca batería y ahora no está tocando, pero antes teníamos una banda llamada “Dos niños y un ciego” (vuelve a reír). Gracias por estar aquí conmigo hoy. Quiero que sepan lo mucho que yo amo a esta patria y lo orgulloso que estoy. Le doy gracias a Dios por nacer aquí y no en ningún lugar de los Estados Unidos, confesó no sin antes agradecer la crianza de sus padres.

En el estribillo de “Porque te tengo que olvidar” vociferó “Por que te tengo que olvidar, si yo te amo, “Oye cabrona”, si yo te amo, causando un revuelo en la sala donde mayores y jóvenes reían tras la ocurrencia del cantante. Que dicho sea de paso fueron varias en el transcurso del concierto.

 

Siguieron “Ay cariño”, “Lo que tuve contigo” y “Bamboleo” de los Gipsy Kings. En todos dejaba ver que el talento que posee con la guitarra española es impresionante. “Oye como va” de Tito Puente fue puro sabor y para “Electric guitar” se le rompió una cuerda lo que no impidió que fuera la mejor interpretación de la noche. Con su magistral estilo y capacidad de superar obstáculos, prosiguió logrando con brillantez salir airoso y diciendo al final “una cuerda rota no puede detener un show”, llevándose el más fuerte de los aplausos.

 

A mitad del espectáculo cantó un popurrí de boleros influído por el género de su padre donde incluyó “Tú me haces falta “La barca”, “Amor gitano”, “Sabor a mí” y “La copa rota”. Nombres como el de Benito de Jesús, Trío San Juan, Johnny Albino y Felipe Rodríguez fueron nombrados y admirados por el cantante mientras entonaba temas de 1970 en adelante.

Cantó un tema nuevo compuesto por él titulado “No me olvides” y la audiencia lo acogió como todos sus éxitos. Dijo que le gustaría que sonara en las emisoras del país, pero porque guste (no por payola), haciendo reír a los presentes otra vez.

 

“Affirmation” fue escrita por él en los 80 y “Un ciego no vive en la oscuridad” la escribió para uno de los especiales del Banco Popular de Puerto Rico tras la insistencia de que los no videntes sólo viven en tinieblas y no es así. Aprovechó la ocasión para dedicársela a su madre que fue la que batalló con él desde pequeño y lo ayudó cuando comenzaba a tocar la guitarra, y jocosamente argumentó, “porque todo el mundo debe tener una buena mamá”, causando revuelo nuevamente por su jocosidad.

 

Sus últimas canciones fueron “Light my fire”, “Lo que nos da el amor” y “Qué será” para despedirse de su suelo Borinqueño. La ovación no se hizo esperar para culminar antes de las once de la noche este banquete musical. Los padres que asistieron tuvieron un homenaje diferente y con mucho sentido del humor por la forma de ser de este lareño de 69 años que con el pasar del tiempo todos sus talentos se ponen mejores.

 

Definitivamente en “una sola nocheJosé Feliciano regaló un recuerdo inolvidable demostrando su capacidad y valía humana. !Enhorabuena!