Por Lexie Marie Torres

Nuevamente los amantes de la buena música tuvieron la oportunidad de escuchar por varias horas a la única e irrepetible Sophy Hernández quien no se presentaba en concierto desde el 2010.

 

Ante una sala bastante llena en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré de Santurce, sus fanáticos cantaron cada una de las canciones que esta pepiniana interpretó con mucha voz, ritmo y sentimiento.

Ataviada con un set de pantalón negro y una capa transparente con diseños simulando una falda larga, cantó de todo para complacer a un públco que no dejó nunca de aplaudirle y vivir junto a ella los diferentes recuerdos que cada tema les traía a la mente.

 

Y como bien el título del concierto decía, así mismo la audiencia obtuvo diferentes ritmos entre baladas, merengue, bachata, rumba, el tema en inglés “Can take my eyes of you”, y hasta recitó poesía.

 

[quote_box_center]Esta polifacética mujer se echó a los presentes en un bolsillo cuando comenzó a recitar… “Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos… Cuando, de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias sueltas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís! …Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan; los semáforos me dan tres luces celestes, y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares. ¡Vení!, que así, medio bailando y medio volando, me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo…”[/quote_box_center]

 

Haciendo referencia al poema “Balada de un loco” del uruguayo Horacio Ferrer y Astor Piazzolla quienes en el 1969 musicalizaran con ritmo de tango. Sus fans no cesaban de aplaudirle tras finalizar la interpretación.

En varias ocasiones no se escuchaba su voz y tampoco se entendía las letras, el micrófono al parecer tenía desperfectos, pero luego se corrigió y todo siguió su curso. Un momento gracioso fue cuando le pidió permiso a sus seguidores para quitarse los zapatos porque no aguantaba más.

 

Cantó temas de Lolita de la Colina como “Qué vas a hacer sin mí” y “Perdón”, además de “Locuras tengo de ti”, Háblame en la cama”, “Compárame”, “Cuéntale a ella” y en un medley de éxitos de Los Ángeles Negros. Incluyó boleros y temas que en las décadas de los 70 y 80 tuvieron mucho auge. No pudo faltar repasar sus tiempos con Tito Puente y los del Palladium.

 

Yo lo comprendo”, “Un amante así”, “Hastío”, “Usted ya me olvidó” en bachata, “Canción para una esposa triste”, “Tú tienes la culpa” y “Qué sabe nadie” completaron esta mágica velada.

La orquesta que la acompañó estuvo dirigida por Ángel “Cucco” Peña la cual se escuchó impecable. En el piano, Frank Suárez, en el bajo, Samuel Morales, en la batería, José Ruiz, en la percusión, Gadwin Vargas, en la guitarra, Jorge Laboy, en el sax y flauta, Pedro Méndez, en la trompeta Jan Duclerc y una pareja en los coros excepcionales.

 

Sophy aprovechó la oportunidad para anunciarles a todo que muy pronto compartirá junto a la comediante Marivel Quiñones un programa de televisión por Tele Micro Internacional los domingos a las 7:00pm. El mismo es un canal de Santo Domingo y alrededor de un mes ya dará más información. También agradeció a los técnicos del sonido, luces, coreografía y su staff de trabajo.

 

Realizó varias salidas falsas de forma muy cómica porque se le olvidaba cuando debía abandonar el espectáculo y se lo comunicaba al público. Ya para el final se hizo acompañar por un grupo de baile y dijo adiós con el tema “Al ritmo de la noche” muy agradecida dejando en el escenario Voz, Ritmo Y Sentimiento.