[dropcap]L[/dropcap]uego de colaborar directamente en el éxito arrollador de grandes figuras del movimiento urbano y de otros géneros musicales, el productor y compositor
Ray Casillas, “El Ingeniero”, se reta a sí mismo en la faceta de cantante fusionando todas sus influencias musicales, ritmos tropicales, urbanos y pop.

 

“El Ingeniero”, ganador de múltiples premios Grammy Latinos,  presenta “Sé que volverás”,primer sencillo con el que va impactando al público internacional.
Casillas comenzó a dejar su huella en el 2000 al trabajar al lado de estrellas como Enrique Iglesias, Chayanne, Yandel, Natalia Jiménez, Olga Tañón, Tito “El Bambino” y Gloria Trevi. Además, el productor, compositor e ingeniero de sonido laboró para el sello disquero de Don Omar.
Casillas ha sido influencia para muchos por su originalidad y fusiones en la música urbana y de otros ritmos. “Siempre digo que el amor que siento por mi carrera, que es mi vocación, más la dedicación y la pasión se fusionan cuando me encuentro frente al piano o tocando la guitarra”, manifestó el exponente musical.
Puntualizó que “escribir, cantar, tocar y grabar mi música siempre fue mi ilusión,  mi pasión desde niño. Durante mi  trayectoria he caminado con disciplina y tomándolo muy en serio…Enfrento el reto con valentía para seguir alegrando vidas”.
“El Ingeniero” participó por segundo año consecutivo en el “Zumba Fitness Concert”, compartiendo escenario con Yandel y Prince Royce. El año pasado estuvo junto a Wisin.
Ray Casillas estrenó un vídeo en las redes sociales  que llamó “Yo que tú”, en el que interviene Beto Pérez, creador del movimiento zumba. Fue nombrado Productor del Año para dicha compañía.
Actualmente, a la par con su pasión por el canto, “El Ingeniero” continúa activo como compositor y productor para Jencarlos Canela, Enrique Iglesias, Yandel, Tego Calderón y Descember Bueno,entre otras personalidades. Casillas produce, también, junto al maestro Sergio George, para la cantante Thalía. 
Ray Casillas “El Ingeniero” comenzó a componer a los 13 años con la guitarra de su padre, a la vez que aprendió a cantar. ¡Lo demás es historia!