Por: Dede Vidal

El pasado sábado, 20 de febrero, la sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes se vistió de gala con el regreso de la cantante Paloma San Basilio.  La diva española se presentó junto con la Orquesta Filarmónica de Puerto Rico bajo la dirección del maestro Pedro Rivera Toledo.

La propuesta musical llamado “Paloma San Basilio Sinfónica” surge como idea de la cantante durante su semi-retiro de los escenarios.  En esta ocasión, estuvo acompañada de 50 músicos sinfónicos donde la veterana artista compartió un repertorio lleno de temas estándares, al igual que otros recientes.

La sala estuvo lleno a capacidad, dando paso para comenzar el evento a las 8:30 de la noche.  Entre los espectadores se encontraba Nydia Caro, Chucho Avellanet, Lourdes Chacón y el alcalde de Bayamón el Honorable Ramón Luis Rivera Hijo.

La Orquesta Filarmónica abrió el concierto con una versión instrumental de “Over The Rainbow”, tema de la película “The Wizard of Oz”.  Luciendo un traje de gala color rojo, San Basilio se une con la orquesta en tarima e interpreta los primeros temas de la noche; “Sabor a mí”, “Contigo en la distancia” y “Tú me acostumbraste”, rindiendo homenaje a los autores latinoamericanos Álvaro Carrillo, César Portillo de la Luz y Frank Dominguez.

Luego de elogios y aplausos de bienvenida, San Basilio presentó a la orquesta y a su pianista Juan Esteban Cuacci.  Su dedicación a Latinoamérica continuó con una introducción en piano para “El día que me quieras”, incitando aplausos por parte del público y la participación efusiva con Paloma en los coros.  Luego, interpretó “Ojalá y llueva café” de la autoría de Juan Luis Guerra.  El arreglo musical del maestro Pedro Rivera Toledo también causó asombro y seguido de la participación del público cantando a coro.

Hubo una pequeña pausa entre los temas “Será que hoy” y “Cariño mío”, en la que un admirador en el público le declaró su amor a la diva española, del cual ella respondió “me lo dices luego en el camerino”.

El tema “Cariño mío” tuvo un arreglo musical en son cubano.  Otros temas como “Demasiado herida”, “Beso a beso” y “Luna de miel” tuvieron una gran acogida por el público.  San Basilio tomo pausa para contar al público de cómo conoció a sus amigos Chucho Avellanet y Nydia Caro cuando visitó la Isla del Encanto por primera vez y que su amistad con ellos ha perdurado hasta el día de hoy.  Con esto cierra la primera parte del repertorio con la canción “Juntos”.

La Orquesta Filarmónica de Puerto Rico estuvo a cargo del intermedio al presentar una pieza instrumental dirigido por el maestro Pedro Rivera Toledo.  Al terminar la misma, la diva española vuelve a escena luciendo un traje formal de lentejuelas en tonos de lila y azul.

La segunda parte del programa lo abrió con los temas “Invierno sur” y “Mediterráneo” dedicado a su lugar preferido y a los inmigrantes de Siria que llegan a las costas de Europa en busca de una vida mejor.

Paloma San Basilio demuestra su dominio del idioma inglés con la canción “Over The Rainbow” de la autoría de Harold Arlen y E. Y. Harburg.  Con la entrada en piano de Juan Esteban Cuacci, la diva española deja su melódica voz enredarse con los acordes sinfónicos, dando un toque especial a la canción, del cual fue muy bien recibido por la audiencia.  Además hubo temas de lo que se percibe que Paloma le gusta los Beatles en secreto como lo son “Las gafas de Lennon”, de la autoría de Pedro Guerra y el clásico de Lennon y McCartney “Let It Be”.  Para este último hubo una gran participación del público.

Otra interpretación que causó euforia por la audiencia fue “Himno al Amor” de la autoría de Margeritte Monnot.  Interpretada originalmente por Edith Piaf, la diva española nuevamente dio su toque personal que llevó al público a un “standing ovation”.

El programa estuvo más movido con una versión bilingüe de “Stand By Me”, del cual la audiencia participó cantando a coro y a palmadas al ritmo de la música.  Esto fue seguido por otra pausa oral de Paloma para introducir el tema “Singing In The Rain”.  El clásico, publicado en 1929 por la autoría de Arthur Freed y Nacio Herb Brown, se presentó en género jazz progresivo.  Esto mostró la versatilidad y talento vocal de Paloma al igual que la flexibilidad de la Orquesta Filarmónica.

El tema de cierre, “No llores por mí Argentina”, dio a la diva española otro merecido “standing ovation” por parte del público, al igual que un eufórico aplauso para el maestro Pedro Rivera Toledo y la Orquesta Filarmónica.

Y, como toda presentación, no faltaron los “encores”.  La diva española dejo lo bueno para lo último con los temas que describen a Puerto Rico; “En mi Viejo San Juan” y “Alfonsina”.

Un redactor del Centro de Bellas Artes escribió

“Para unos un ícono, para otros es una musa, otros tantos la reconocen como una diva irrepetible de la canción popular… Para todos es una estrella: Paloma San Basilio”.

Definitivamente, su presentación vuelve a consagrar a la diva española como la super estrella.  La estrella española que cautivo nuevamente a su fanaticada puertorriqueña.