La Fundación Nacional para la Cultura Popular celebró su aniversario en grande en el Teatro Tapia

 por Dede Vidal 

Carlos Gardel dijo que “veinte años no es nada”. Cuando alguien cumple los 20 años, le decimos “adios, si apenas estás empezando a vivir”. Para la Fundación Nacional para la Cultura Popular, veinte años significa sacrificios, resultados positivos y un hogar para los artistas del pasado, presente y futuro. Y por eso, el Teatro Tapia se vistió de gala el pasado 7 de agosto con Amigos con la Fundación, una celebración donde los artistas de ayer y hoy que brindaron su música y agradecimiento a su director ejecutivo, Javier Santiago, que, a raíz de su colaboración con Alfred D. Herger con el libro Nueva Ola Portoricencis, vio nacer la fundación sin fines de lucro.

La velada se dividió en dos partes; una de los recuerdos de la Nueva Ola, del cual estuvo Alfred D. Herger y Judith Felicié como maestros de ceremonias y la Nueva Generación de músicos puertorriqueños. El director ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Jorge Irizarry, inició la velada con la lectura de la convocatoria otorgada a la Fundación, seguido con la presentación del Coro de Amigos de la Fundación interpretando los temas La oración y Génesis de la autoría de Guillermo Venegas Lloveras.

Judith Felicié y Alfred D. Herger pasaron a la tarima como los maestros de ceremonias. El fundador de la Nueva Ola presentó a los artistas que iniciaron su carrera con él. Tammy se presentó como la doctora Tamara Escribano, en que fue las destrezas de interpretar ópera (y no música popular) acogió al público con los temas Una matica de ruda y el aria Scalerica d’Oro.

 

Entre los artistas invitados se encontraba el mayagüezano Óscar Solo. Su alegría fue contagiosa al interpretar un popurrí de los temas de la Nueva Ola a cappella y el tema de Canta a la juventud, el cual el público lo acompañó en el coro. La interpretación de Nube gris estuvo fabuloso y gustó mucho.

Pijuan y su sexteto es ahora Pijuan y los Baby Boomers. Su esencia de “salsa lounge” aún lo identifica con la interpretación de un medley de Tómbola y A mi manera. A pesar que este tecladista/cantante estuvo enfermo por un tiempo, su voz estaba fabulosa al igual que los miembros de la nueva generación de su grupo.

 

“Nosotros no son estrellas, las estrellas son Javier Santiago y la Fundación para la Cultura Popular”, dijo Carmín Vega, acompañada de Pijuan y los Baby Boomers, e interpretó Procuro olvidarte y Por amor. La velada continuó con Nydia Caro con el tema Un pueblo es. Además, la muñeca de los ojos brujos expresó su agradecimiento a Javier Santiago y a la Fundación por el apoyo que da a los artistas.

La actriz y cantautora Aidita Encarnación estuvo presente con las interpretaciones de No inevitable de su propia autoría y Castillos en el aire de la autoría de Alberto Cortés.

 

Danny Rivera llevó el público a sus pies cuando entró en escena e interpretó Gracias a la vida en acústico. Luego, Chucho Avellanet se unió con el cantante santurcino para otra interpretación el acústica con el tema De ti me enamoré. No se esperaba esto y la audiencia no paraba de aplaudir.

 

El público se deleitó con videos de felicitación de parte de Marilyn Pupo, Olga Tañon, Lisette Álvarez y Lin-Manuel Miranda, ya que por compromisos previos no pudieron estar presentes en la celebración. Los artistas Tepeu, Miguel Diffot y Atabal con Tata Cepeda cerraron la primera parte de la celebración.

 

Luego de la intervención, Carmen Alicia hizo su famoso monólogo Turulete, que hizo reír y participar al público.

Ahí continuó la nueva generación de jóvenes con el grupo Almas Band, compuesto por los hermanos gemelos Jorge y José Colón con sus temas Yo quiero ser tu viejito y Donde está el parque. Ambos hermanos estuvieron con una comunicación constante con el público.

 

Sin embargo, los Hermanos Sanz recibieron un “standing ovation” al interpretar Ponte en pie y Pájaro campana, donde no solo lucieron sus destrezas en el cuatro y guitarra, sino que convirtieron sus instrumentos en arpas.

 

Otros actos presentes fueron Nore Feliciano, Javier y Yesenia, Tito Auger, Ileana Cabra

Julio Enrique Court, y Eduardo Villanueva.

El cierre estuvo a cargo de Tepeu y todos los artistas con los temas Boricua en la luna y Oubao moin.

 

Como toda celebración, fueron 5 horas de pura música y entretenimiento para todos; entretenimiento netamente puertorriqueña, en la que todos deben de apoyar y ayudar a la Fundación Nacional para la Cultura Popular para continuar con la labor de preservar nuestra historia, nuestra cultura.