por Maria Celeste Sánchez — fotos por John McLaughlin

Con pirotecnia, efectos de laser, videos y mucha energía tuvimos un reencuentro con Daddy Yankee y Nicky Jam, ambos iconos del reggaeton que cambiaron e influenciaron al genero aquí en Puerto Rico y en el mundo. El apoyo a este género y a sus artistas en Puerto Rico es palpable dado a que el coliseo estaba lleno hasta el tope durante el concierto. Abriendo el concierto fue Valentino con éxitos como Gata celosa y La noche, para entonces proyectar un anuncio del próximo concierto de Arcangel y De la Ghetto, otros iconos del reggaeton en la isla.

El concierto cogió vuelo con Nicky Jam, cantando éxitos viejos y nuevos de su larga carrera entre ellos estaba Travesuras, Hasta El Amanecer, Voy a Beber y Como lo Hacia Yo. Frente a todo esta fama, es difícil recordar que Nicky Jam no era tan exitoso como ahora. Aunque Nicky Jam tuvo una carrera sólida al fin de los 90s cuando el reggaeton era un genero mas underground, empezó a decaer para el 2004.

Esto hizo que Nicky Jam se fuera al exterior en busca de otros rumbos para entonces regresar casi nueve años despues con una nueva apariencia, energía y éxitos que hicieron que el volviera a alcanzar la fama. Esta energía se vio claramente en como sus bailarines y banda nos brindaron un energetico performance junto a Nicky y también se vio en como el interactuó con la audiencia que estuvo muy entusiasmada durante todas sus canciones.

Nicky entonces se despide para introducir a nuestro segundo artista de la noche, Daddy Yankee. La historia y amistad entre ambos artistas es larga al igual que sus carreras, dado a que Nicky Jam fue el que le abrió las puertas a Daddy Yankee en el género. Daddy Yankee entonces con una explosiva entrada cantó éxitos recientes como Shaky Shaky y Lovumba hasta éxitos viejos como Gasolina, Machucando, Metele Candela, Rompe y Lo que Paso Paso cuyo principio lo cantó la audiencia, quien estaba con muy enérgica durante todas las canciones.

También el artista nos deleitó con un medley de DJ Playero en donde el nos hablo de no tan solo sus inicios sino que nos demostró sus talentos en el rap con el su estilo de rappear rapido que lo caracterizo en el genero. Entonces Daddy tras una impresionante salida en el cual la tarima y los bailarines estaban con efectos glow in the dark, le cedió la tarima a un joven llamado Brytiago que nos cantó Bebé.


Nicky Jam y Daddy Yankee entonces se apoderaron de la tarima para cantar un medley de éxitos que incluyen canciones como Guayando y Tumba la Casa junto a De la Ghetto y Arcangel que aparte de venir para promocionar su concierto también cantaron con mucha energía. El concierto cerró con el remix de Shaky Shaky, confeti y una cálida despedida de parte de Daddy Yankee y Nicky Jam, así terminando un tremendo concierto lleno de sorpresas y entretenimiento.