Kany García hace de su concierto uno éxitoso

 por Dede Vidal

De los artistas de esta generación que ha hecho su vida limonada es Kany García. Desde que se vinculó con Objetivo Fama en 2004, la cantautora Boricua sufrió un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida.  Luego de 6 semanas de recuperación, continuó con el mundo musical y firmó con Sony BMG.

Luego de muchos años de noviazgo con Carlos Padial, se casa en el 2010, sólo para divorciase y anunciar por las redes sociales su homosexualidad y su relación con la entrenadora Jocelyn Trochez.

Su tercer sencillo Amigo en el baño fue rechazado por las emisoras radiales en Puerto Rico y en Estados Unidos. La canción se lanzó a principios de febrero del 2008, pero al mes, las emisoras dejaron de tocarlo por las quejas de los radioescuchas.

Pero han pasado 10 años desde que Kany lanzó su primer disco y ahora su fanaticada canta esas letras que en un momento ofendieron a las vírgenes, convirtiéndolo en un clásico del ¨underground¨ latino.

Aunque no fue el evento que inició el 2017 en el Choliseo, fue el primero que llenó el recinto. Kany lució más segura que nunca al promover su última producción discográfica Limonada. El 28 de enero es una fecha donde hubo muchos eventos, pero el público puertorriqueño de todas edades respondió a la cantautora Boricua.

El dúo venezolano Mau y Ricky, hijos del afamado cantante Ricardo Montaner, abrieron el concierto con 5 temas de su propia inspiración. Los hermanos expresaron su amor hacia la isla y su experiencia viviendo en Puerto Rico por 4 meses.

Luego de media hora, la artista de cartelera inició su presentación con un vídeo. La tarima estaba diseñada con 6 pantallas verticales y una horizontal en el centro. Kany subió al centro del escenario por medio de un elevado, interpretando Mío y seguido por Cómo decirte, al que el público cantó sin cesar y gritaban tratando de buscar atención de la diva.

Con guitarra Gibson en manos y una coreografía abstracta, la diva de Puerto Rico interpretó Estigma de amor junto con su orquesta el cual incluyó una sesión de cuerdas.

Kany mostró su talento con el violonchelo a su vez que cantaba Demasiado bueno. La fanaticada, sobre todo las féminas, cantaban cada letra con pasión.

Luego de agradecer al público por su asistencia continuo con Verano a invierno seguido por Para volver a amar.

La velada no pudo ser sin invitados. Kany tuvo a Víctor Manuel para hacer un sondeo con Me quedo.   El público estuvo de pie para cantar y bailar. Otro invitado que estuvo presente fue DJ Si Suela, al que hizo su parte de rap junto a la cantautora con Limonada.

 

Continuó con Me pregunto, un tema muy “rockero” en la que dio la oportunidad de los guitarristas de la orquesta lucir sus “riffs”.

Bajó decibeles cuando subió bailarines en tarima y Kany pasó al centro del recinto.   Luciendo un mumu con brillantes y algo transparente interpretó un popurrí de temas como esta vida tuya y mía, con esta soledad y adiós. La sesión acústica continuó con Hoy ya me voy. La tarima giró a su vez que su fanaticada cantó acapella .

 

No obstante, los temas sociales estuvieron muy presentes. Kany hizo muy claro su compromiso con los grupos LBGT con temas como Esta vida tuya y mía, en la que una pareja del mismo sexo tienen sus problemas, o Si estuvieras aquí a quién se los dedicó a los que perecieron en la masacre del 12 de junio 2016 en el club Pulse en Orlando. El público se puso de pie cuando se pasó la lista de los perecidos en la pantalla. También dedicó el tema Libre a Oscar López Rivera, al que el pasado Presidente, Barack Obama, le dio el indulto a fines del 2016.

 

Kany supo tener contacto con el público, no sólo en momentos que habló de las experiencias vividas, sino también en sus canciones. Temas como Amigo en el baño, Duele menos y Perfecto para mí fueron temas causó a la audiencia a cantar.

 

De costumbre, hubo su “encore” con los temas Alguien, Que te vaya mal y Cuando se va el amor.

 

A pesar de sus experiencias, y como decimos en la Isla del Encanto…Hay Kany ‘pa rato, con o sin limonada.