Éxito rotundo en la segunda función de Wilkins en el CBA

 por Yovani Colón Gerena Fotos: Dede Vidal

Luego de su presentación el pasado 18 de abril, el cantautor Borincano Wilkins repite el mismo éxito en una segunda presentación.  El Centro de Bellas Artes (CBA) sirvió nuevamente para celebrar su concierto “Leyenda” el pasado 25 de mayo.

Nuevamente el recinto se llenó de su fanaticada; era un público adulto de 45 años en adelante, en su mayoría, mujeres.  Comenzó interpretando Lloró y se fue (Lambada), el cual fue un éxito para Wilkins al igual que para el grupo Kaoma en 1989.  Continuó el set de apertura con Si yo fuera mujer y seguido con un popurrí de canciones incluyendo A quién vas a engañar, Pensamiento y palabra y O tú o nada.

El cantautor Borincano tomó una pausa para agradecer al público por asistir a su velada y enfatizó de lo importante que era tener una segunda función ya que no esperaba el acogido de su fanaticada.

La primera parte de la presentación nos llevó a un viaje a través de las décadas intercalando baladas y bailables.  Al comenzar la función, Wilkins lució una chaqueta de lentejuelas color plata con camisa y pantalones negros.  Antes de interpretar Bésame despacio, se quitó la chaqueta como símbolo de comodidad ante su público.  Sin embargo, se puede decir que el artista no perdió su toque personal al besar a una fanática que estaba sentada en primera fila.

El segundo popurrí de la noche estuvo compuesto por los temas Tratándose de ti, Mi problema eres tú y Te mataría, seguido con Quiéreme, al cual Wilkins mostró que aún tiene un buen compás para el baile.

Luego, Wilkins salió al escenario acompañado de su guitarra acústica.  “Una canción no es una canción si no está la energía de ustedes”, dijo al comenzar a cantar Sereno.   Continuó el set acompañado de sus bailarines al interpretar Y qué culpa tengo yo,Llévame contigo Vuelve conmigo.  El viaje de la década de los 80 siguió con Respiraré, El sucesor y Te amo.

Sentado en medio del escenario, (y no por mucho tiempo), el cantautor ejecutó una fuerte interpretación de Bella sin alma. A mitad de la canción, el artista tiró la silla contra el piso, emocionando a los fanáticos y causando gritos y aplausos. Una vez finalizada, recibió una ovación.

Mientras la interpretación del grupo de baile, Wilkins apareció con un conjunto de camisa y pantalón blanco y realizó una sensible presentación de Un nuevo amor.

Antes de interpretar Como no creer en Dios, el cantautor Borincano dio las gracias al público por aceptar las canciones de fe y que los dedicaba a todo Puerto Rico, que aún están en recuperación luego del paso del huracán María.

Sopa de Caracol causó un ambiente festivo en la sala y continuó con De ahí vengo yo, acompañado de Rodolfo Barrera, rindiendo homenaje a su colega.

Para cerrar con broche de oro, Wilkins recito la poesía Quédate Conmigo en homenaje a una pareja que viajaron para celebrar los 33 años de matrimonio.   También cantó a capella el tema Corre y búscalo, para una paciente de ADL de Salinas.  No faltó una improvisación de versos como El carrito azul, El paraíso perdido y Tan pequeña es.

Se observó y se escuchó que varias personas estuvieron presentes en la primera presentación.

Wilkins es el artista con más presentaciones en el Centro de Bellas Artes con 16 temporadas y el pasado 8 de mayo fue nombrado artista residente permanente.